CURCUMA, UNA ESPECIA DE AMPLIO ESPECTRO

La curcumina se ha estudiado ampliamente por su actividad antiinflamatoria, antioxidante y antitumoral. La evidencia acumulada indica que la curcumina juega un papel inhibidor contra la infección causada por los virus. Una revisión de 2019 resume los estudios que se han llevado a cabo para investigar el potencial antiviral de la curcumina. Esta actividad fue observada por investigadores de diferentes virus y ha demostrado ser prometedora en la lucha contra esos patógenos.

Curiosamente, se informó que la curcumina inhibió virus humanos como el virus del SIDA conocido como VIH, el virus del herpes simple (HSV-2), el virus del papiloma humano (VPH), los virus de la gripe y los virus de la hepatitis. También se demostró que la curcumina inhibe los arbovirus como el Zika (ZIKV) y el chikungunya (CHIKV).

Varios investigadores demostraron que la curcumina lucha contra la multiplicación de virus en las células infectadas y evita que el virus infecte las células sanas. Una revisión de 2017 de Taiwán, el Graduate Institute of Microbiology and Public Health, The National Chung Hsing University, resume el estado actual del conocimiento sobre el efecto antivírico de la curcumina y sus posibles mecanismos moleculares. Estos mecanismos implican una interferencia directa en la maquinaria de replicación viral o la supresión de las vías de señalización celular esenciales para la replicación viral, como PI3K / Akt, NF-κB. Otra investigación de 2017 del Centro Nacional de Biodefensa y Enfermedades Infecciosas de Mason (Virginia, EE. UU.), examinó los mecanismos de lucha contra la infección de la cúrcuma, en particular su componente clave, la curcumina, contra los virus humanos.

“Frecuentemente la cúrcuma no se toma en serio porque es sólo una especia”- dijo Aarthi Narayanan, el investigador principal. Pero la ciencia ya está transformando esta especia de la medicina popular a una que podría ayudar al cuerpo de un paciente a combatir un virus. La curcumina es, por su propia naturaleza, de “amplio espectro”, sin embargo, en nuestra investigación proporcionamos evidencia de que la curcumina puede interferir con la forma en que el virus manipula la célula humana para evitar que la célula se infecte”. El investigador define la curcumina como un “inhibidor de amplio espectro” que funciona al derrotar a una amplia gama de virus Los investigadores estaban muy entusiasmados con este trabajo, ya que se demostró que la curcumina no solo inhibe la replicación del virus en el cultivo celular sino que también comprobó su eficacia contra el virus en un modelo de ratón.

Hay más trabajo por hacer antes de que los productos farmacéuticos a base de curcumina se conviertan en algo común, pero Narayanan cree que, en última instancia, la curcumina coadyuvaría con las terapias con medicamentos que ayudan a vencer a los virus.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6509173/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29976394/

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0166354216307483

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *